jueves, 19 de febrero de 2009

Tolerancia y Amor


Si bien somos una familia amorosa no quiere decir que no tengamos diferencias y gustos distintos y pensamientos diferentes en muchos aspectos. Pero esto en vez de estorbar a la buena convivencia nos ayuda a estar màs unidos y màs pendientes de los otros miembros y de su bienestar.

Hay cosas que no les gustan a los demas de mi forma de ser en algunos aspectos, pero me aceptan tal cual soy y el quid del asunto es precisamente eso, la aceptaciòn. No es que me aguanten o me soporten, eso no es una buena actitud, simplemente me aceptan porque me aman y yo a mi vez trato de que esa parte de mi caracter o de mis actos o actitudes los incomoden lo menos posible, no porque me lo ordenen o porque no quiera lios, lo hago porque los amo tambièn.

Para poner un ejemplo de lo anterior puedo comentar que antes de unirme a la familia de forma definitiva, yo vivia sola en mi departamento. Como costumbre solia al llegar a casa no el cambiarme de ropa para estar màs comoda. simplemente me desnudaba y me quedaba en tanga. Una prenda que odio son los sujetadores, en cuanto puedo me lo saco y dejo mis senos libres.

Me gusta el estar y andar en pelotas.

Ni Juan ni Sonia son espantados ni mucho menos. Pero Sonia al menos siempre entre semana no es partidaria de andar en pelotas en la casa. Solo lo hace cuando Juan se lo ordena, Dice que no puede concentrarse en el trabajo por la tarde en el estudio que mantiene en casa, mirandome y menos si es ella la que esta desnuda.

El fin de semana no tiene el menor problema y la mayor parte de las veces todos andamos con poca ropa cuando estamos en casa.

Sabiendo todo esto si me ve que ando asi por la casa no me dice nada normalmente pero yo trato de no hacerlo para no molestarla. Muchas veces antes de que llegue me pongo una bata o bien por la tarde trato de no aparecerme por el estudio cuando ella esta trabajando.

Este tipo de situaciones las manejamos normalmente ya sea hablandolas o bien cuando nos damos cuenta pues tratamos de solucionarlas. No se trata de que nadie sacrifique nada o aguante o soporte, simplemente llo hacemos, cedemos porque nos amamos.

El ceder por evitar conflictos o por cansancio al igual que el soportar no es amor y a la larga trae problemas. Parte del exito de nuestra relacion es que nos comunicamos mucho y lo hacemos con una actitud abierta y franca.